El ingreso a la facultad y sus dificultades

El ingreso a la facultad y sus dificultades

El ingresante, cuando llega a la universidad comienza a encontrarse con un nuevo mundo, con una nueva forma de vida y con nuevos obstáculos que debe aprender a superar, se le presentan diversas incógnitas con respuestas inciertas. Gisela Velez, en su texto: “Ingresar a la Universidad. Aprender el oficio de estudiante universitario”, explica que en este comienzo del “aprender a ser estudiante universitario”, según un estudio realizado en Francia, se visualizan tres tiempos :

-El tiempo del extrañamiento: se encuentra con un mundo totalmente distinto que rompe con las pautas que le son familiar. Un estudio realizado en la UNC demostró que ciertas prácticas como el distanciamiento de los docentes, la fragmentación de los contenidos y el aislamiento entre las cátedras, profundizan el extrañamiento. El extrañamiento en relación al conocimiento se vincula con ese choque entre la cultura institucional de la universidad y la de la escuela secundaria, también es un factor a tener en cuenta la calidad de los saberes que se han adquirido en la secundaria.

-El tiempo de aprendizaje: se da un proceso de resocialización en el cual el alumno se adapta progresivamente a las nuevas reglas institucionales.

-El tiempo de afiliación: proceso en el cual el sujeto es protagonista de una conversión, adquiere el dominio de las nuevas reglas.

Estos tiempos no se dan iguales para todos, dependen de cada estudiante.

En cuanto a los alumnos, cabe mencionar que hay una diferencia muy grande entre el alumno que realmente estudia y los que están como estudiantes sin estudiar. Para Facundo Ortega existen las estrategias de evasión del conocimiento que son formas de hacer trampa, posibilitan mantener la ilusión de ser estudiantes sin asumir las responsabilidades que esto implica, como por ejemplo acumular regularidades, rendir evitando las correlatividades y no pensar en las consecuencias hasta último momento.

Por otro lado, para muchos ingresantes el ser estudiante universitario va mas allá del aprendizaje académico y tiene que ver con aprender a vivir en otra ciudad, convivir con nuevos compañeros, comenzar a vivir lejos de sus afectos más cercanos, muchas veces estos factores son la causa del abandono de sus estudios. Estas situaciones son resueltas en muchos casos con la ayuda de las nuevas relaciones que se efectúan en el ámbito universitario y con el apoyo al ingresante que brinda la universidad, a través de constitución de grupos colaborativos, tutorías, etc.