Nuestro sistema educativo no debe ni puede permitirse recortes de ningún tipo. Con uno de los mayores índices de fracaso escolar de Europa y con la creciente diversidad de nuestras aulas, cada vez se requiere de una atención más personalizada de los estudiantes. Un incremento del número de alumnos, unida a un aumento de la carga docente de nuestros profesores es, sin duda, una muy mala noticia para la educación española, aunque desde el gobierno insistan en convencernos de lo contrario…

 

 

Noticia de El Mundo. (Paloma Díaz Sotero)

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha anunciado que se propone aumentar la ratio alumno/aula hasta el 20% para llegar al nuevo ajuste económico planteado por el Gobierno, una medida que según él tendrá carácter “temporal”. Además, plantea que los centros no tengan la obligatoriedad de ofertar al menos dos de las tres modalidades de Bachillerato.

En la Conferencia Sectorial estaba sobre la mesa consensuar ajustes al sistema educativo por 3.000 millones de euros, más allá de los ya planteados por la mayoría de las autonomías.

medidas anunciadas hoy se aprobarán en un real decreto de manera inminente y se completarán con otras relativas a la universidad, que se conocerán el próximo jueves. Todas ellas sumarán los 3.000 millones previstos. Wert no ha concretado cuánto dinero saldrá de cada medida porque dependerá de la aplicación de las autonomías.

En el proyecto que Wert ha presentado a las comunidades autónomas, uno de los aspectos que se aborda es el número máximo de alumnos, que se elevará un 20%. Actualmente la LOE marca 25 estudiantes por aula en Primaria y 30 en Secundaria, aunque esto es distinto del número de estudiantes por profesor, que cada centro tiene en función de sus necesidades. El aumento de ratios y de horas lectivas del profesorado derivan inexorablemente en un recorte de la contratación de profesores interinos.

También se fija en 25 las horas lectivas del profesorado de infantil y primaria y en 20 las de secundaria obligatoria. Entre otras comunidades, Madrid y Castilla-La Mancha ya han subido en este curso las horas de ESO de 18 a 20, lo que dio lugar a movilizaciones sindicales, incluidas huelgas de docentes de la enseñanza pública.

Asimismo, no se podrán crear nuevos complementos retributivos, las bajas inferiores a diez días se afrontarán con recursos del propio centro y los módulos de FP de 2.000 horas se aplazan al curso 2014-2015.

“Son medidas que, a nuestro juicio, y en general el de la mayoría de las comunidades autónomas, no inciden sobre la cobertura y la calidad de la educación y no afectan a la equidad”, ha añadido Wert, tras presidir la Conferencia Sectorial. Asimismo, ha asegurado que son medidas planteadas con un “marcado carácter de flexibilidad a las circunstancias concretas de cada una de ellas”